49° CONVENCIÓN NACIONAL  DEL  MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL EN REPÚBLICA  DOMINICANA.

 

Centro de Convenciones  MAHANAIM, Km.24 Autopista Duarte, sector Pedro Brand.

Sábado 27 de Abril  19:00 h

  El sábado 27 en la noche ¡Era el último y gran día de la fiesta!. Este maravilloso culto estuvo en dirigido por el Rvdo. Pedro López Gil, que con  ánimo y regocijo, estuvo guiando al pueblo a la adoración de nuestro Señor Jesucristo y a la exaltación de su nombre. El culto continuó bajo el poder de la gloria de Dios, y vimos el regocijo de los creyentes presentes en este lugar a través del hermoso devocional en manos del  Coro de la Convención; la lectura devocional estuvo dirigida por la Pastora Mercedes Arias, quien leyó en el libro de Éxodo 33 :16 en adelante.

De igual forma, el culto continuó con la himnología  entonando los  Hno. Aris Ortíz y  la Pastora Zoila Carvajal, en donde la SSHEKINAH  se derramó de una manera indescriptible, haciéndonos trasladar a la presencia del Señor y deseando morar allí para siempre. Las ofrenda estuvo bajo la dirección del Rvdo. Santo Gómez, quién tuvo la lectura de la palabra en el libro de Marcos 12 versos del 41 al 44.

El Rvdo. Gustavo Martínez estuvo presentando al predicador de la noche, el Rvdo. Rubén Concepción, quien estuvo leyendo en el libro de Job 14 versos del 7 al 9, predicando bajo el tema ¨La Importancia de la Raíz¨

¨¨El tronco es una parte elemental del árbol, donde recae el soporte del follaje y lo frutos; pero en ocasiones debe ser cortado. Al árbol que está cortado le llegan procesos. Cortar es separar, interrumpir, dividir una cosa o separar sus partes son algún instrumento cortante. Hay momento de diferentes cortes: accidentales, por estorbo, por abuso, porque tiene que ser utilizado, por descuido e incluso por orgullo.¨¨ así comenzó la alocución del Pastor Concepción su mensaje.

¨¨Muchas veces vienen cortes, pero queda la raíz…. Hay veces que Dios corta el tronco porque es necesario o las adversidades son nuestras tijeras, pero eso no es lo importante, lo elemental es la raíz; aunque el tronco sea cortado, la raíz queda firme. Tenemos que crecer como la raíz, no para arriba sino hacia abajo, aprender a profundizarse, a estar humillado delante de Dios. En estos tiempos hay mucho follaje, pero pocos quieren crecer en forma inversa; todos queremos brillar, tener nombre y ministerio; pero cuando vemos que el verbo de Dios

¨¨¨Se despojó a sí mismo y se hizo hombre¨, esto crea un ejemplo de cómo debemos de crecer, Cristo es nuestro mayor modelo de crecimiento.¨¨

La raíz crece de forma inversa para buscar nutrientes necesarios, esto es yendo a la presencia del Dios Vivo, aprender a estar en el secreto de Dios y desarrollar una vida íntima de ayuno y oración, no solo la Shekinah del fuego que quema, sino también buscar la esencia de Dios. Podrán cortar el tronco, pero la raíz seguirá moviéndose y buscando el agua. El agua es nuestro señor Jesucristo, es La Palabra, es el Espíritu Santo. Queremos ser raíces y no queremos morir en Cristo. Hay que mirarse a si mismo y mirar fijo al señor Jesucristo.

La gloria que habite en nuestras vidas depende de nuestra relación con Dios. Es bueno sentir el rocío de la mañana, buscar a Dios temprano y estar en su presencia. Hay que tener en cuenta que si la raíz es santa, también lo es el resto del árbol. Procuremos ser santos limpios delante de Dios y de los hombres. Busquemos la presencia de nuestro señor Jesucristo.

La actividad concluyo con un pueblo rendido en el altar renovando su compromiso con el Señor. La obra de Dios sigue avanzando en dominicana, creciendo en todas sus áreas. Bajo la SHEKINAH DE JEHOVA todo este año seguimos adelante!

Deja un comentario